5/3/18

Minimalismo en las relaciones


Os he comentado muchas veces como la maternidad me ha ido cambiando en muchos aspectos, apenas tengo tiempo libre, cuidar de Hugo y trabajar desde casa no me deja margen para permitirme perder tiempo y por esta razón mi estilo de vida se basa actualmente en el minimalismo.

Lo que comenzó siendo una necesidad se ha convertido en la norma que rige mi vida y doy gracias por ello.

Llevo tiempo aprendiendo esta filosofía de vida y poniéndola en práctica, incluso me apena no haberlo hecho antes de ser madre porque me hubiese evitado disgustos innecesarios, pero como todo, hace falta tiempo para madurar y saber qué es necesario para disfrutar de una vida un poco más plena.

Minimalismo en lo material, en lo espiritual y en las relaciones con los demás.

Sólo lo necesario entra en mi casa, no acumulo sin más, el orden a todos los niveles es necesario para hacer mi día a día y el de los que me rodean mucho más fácil

He eliminado relaciones que no me aportaban o que consumían mi energía, no ha sido un proceso fácil, pero si vital para mi persona.

Lo primero que he aprendido es a ser feliz sola, si yo no me siento completa de esta manera, difícilmente podré establecer relaciones sanas, únicamente buscaré en los demás lo que me falta y no puedo darme a mí misma.

He cultivado mi autoestima, mi felicidad sólo depende de mí y de esta manera puedo hacer mucho más felices a los de mi alrededor.

Soy más consciente de cuáles relaciones me aportan y cuáles me absorben la energía.

Doy por finalizadas las relaciones en las que me siento oprimida, no siento libertad para expresar mi verdadera esencia, relaciones en las que el amor y trato que recibo están condicionadas a cumplir las expectativas que se tienen de mí.

Sólo conservo a las personas que me aprecian por lo que soy, con virtudes y defectos, sin juzgarme. Relaciones en las que me siento libre y que aportan una comunicación sincera y de una confianza absoluta.

Habéis reflexionado alguna vez sobre las relaciones que os obligan a ver a alguien que no os apetece ?
Desde un punto de vista minimalista no hacen ningún bien a ninguna de las partes porque se pierde un tiempo maravilloso, y creedme, la vida es corta y no podemos permitirnos ese lujo.

Si analizáis vuestras relaciones, son pocas personas las que os consumen pero muchísima la paz que os quitan, si practicamos el minimalismo y las eliminamos o reducimos al máximo esos momentos sentiremos que nuestra carga se aligera.

Más adelante os hablaré de cómo poner en práctica el minimalismo a otros niveles como el material o cómo adoptar una actitud minimalista, que no significa en absoluto vivir sin bienes materiales, quizá en sentido estricto de la palabra puede, pero no necesariamente.

Sigo aprendiendo acerca del minimalismo y corrigiendo actitudes maximalistas, sólo yo decido qué o quién entra en mi vida o se queda.

Simplificar al máximo es la verdadera actitud del minimalismo, menos es más siempre.

27/2/18

Tipis para niños


Hugo crece muy deprisa y se desarrolla a la velocidad del rayo, me da penita porque me gustaría que el tiempo se detuviese para saborearlo, pero como esto no es posible trato de disfrutar al máximo de cada etapa que es única.

Todavía no gatea pero no tardará puesto que se mantiene sentado cada vez poquito más, así que es el momento de dejar que esté en el suelo con sus juguetes y que experimente darse la vuelta cada vez que cae e ir cogiendo fuerza para conseguirlo.

He pensado que sería una buena idea hacerle un tipi que le acompañe en su crecimiento, en estos momentos le vendrá bien para jugar con sus peluches y primeros juegos y en un futuro puede ser un espacio donde familiarizarse con sus primeros libros.

Navegando por internet e ido recopilando ideas y se me ha ocurrido traerlas al blog para compartirlas con vosotros en la sección deco, son tan bonitos los tipis que he encontrado y los detalles que los decoran que me está resultando complicado decidir la combinación final del tipi de Hugo.

En cuanto lo tenga terminado prometo enseñarlo y si se os ocurre alguna idea original no dudéis en decírmela.



25/2/18

Quinoa con verduras


Si os decía en el post anterior que iban a haber cambios, aquí estoy con el primero de ellos ! 

Cuando os comenté a través de Instagram que nuestra alimentación iba a cambiar poco a poco, fuisteis muchísimas las que me pedisteis que os fuera comentando esta evolución porque os lo estáis intentando también.

En casa seguimos haciendo una compra " libre de ultraprocesados " e introduciendo muchos alimentos que antes no comíamos en nuestra dieta. Estamos en un proceso de eliminación de azúcares y no os podéis imaginar los cambios que notamos desde la primera semana.

Nuestro carrito sigue llenándose de fruta, verdura, frutos secos, semillas... y también de pescado, carne blanca y alguna vez carne roja.

Porque la idea no es hacernos vegetarianos, macrobióticos ( que está muy bien ) sino de aprender a procesar nuestros alimentos y a saber escoger qué comer en menos cantidad o incluso suprimir.

Pero como no soy una experta en nutrición y este es un tema a tratar por los entendidos en la materia, lo único que pretendo a través de " mi ventanita ", es compartir mi experiencia personal siempre intentando estar bien informada y desde el respeto a todas las opciones.

Tampoco soy una experta en la cocina pero me hacía ilusión hacer una sección para mostraros mis avances en recetas sanas. Esta es una forma de motivarme y de motivar poco a poco a los que me leéis.

Sé que es más fácil cambiar poco a poco nuestras costumbres, que leer recetas sanas súper elaboradas con ingredientes desconocidos para " principiantes ", me ha pasado esto aprendiendo y creo que puedo mostrar algo un poco accesible y básico para empezar sin llegar a agobiarnos con la idea de cambio.

No quiero extenderme más y seguramente haré posts más específicos sobre estos temas, así que para inaugurar la sección os propongo una quinoa de verduras muy rica y sana.

Ingredientes:

- 1 pimiento rojo
- Zanahoria
- 1 pimiento verde
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva virgen extra ( AOVE )
- Quinoa
- Parmesano


Elaboración:

- Cortamos en juliana los pimientos, la zanahoria, la cebolla y picamos los dientes de ajo.

- Enjuagamos bien la quinoa y la hervimos durante diez minutos ( según el tipo de quinoa ) con un poquito de sal.

- Doramos toda la verdura ( siempre aconsejo añadir la cebolla unos minutos más tarde ) y salpimentamos al gusto.

- Añadimos la quinoa bien escurrida a la verdura y rehogamos unos minutos, si es necesario rectificamos de sal.

- Servimos y espolvoreamos con láminas de parmesano, esto último es opcional.


Como veis es una receta muy rápida y sencilla pero nutritiva, los ingredientes son para dos personas pero siempre podéis multiplicarlos según las raciones o incluso si queréis guardar un poco en la nevera.

Espero que os haya gustado y que si la hacéis me etiquetéis o me enviéis un correo contándome el resultado !