Mostrando entradas con la etiqueta maternidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta maternidad. Mostrar todas las entradas

10/4/18

Los bebés y el dolor de espalda



Mi espalda va  “ a días “, sigo yendo al fisioterapeuta que me descontractura una y otra vez, también utilizo mi Set de masaje de Pranamat ( cuando Hugo me deja claro ), la verdad es que esta esterilla tiene muchísimos beneficios para el cuerpo y la mente:

- Alivia dolores y tensiones. 

- Recupera la elasticidad y el tono de la piel. 

- Reduce la fatiga y elimina el estrés.

- Mejora el sueño y combate el insomnio.

- Aumenta la circulación sanguínea y linfática.

- Mejora el metabolismo.

Sus múltiples puntos de acupresión masajean profundamente la espalda, tengo que decir, que al principio molesta un poco pero en cuanto te acostumbras es súper gustosa y notas en poco tiempo que la inflamación de los músculos se reduce. 
Reconozco que he tardado bastante en usarla porque soy poco constante y perezosa para coger el hábito de cuidarme, pero tenía que haber empezado con ella mucho antes.

Hugo está enorme y cogerlo en brazos tiene sus consecuencias, intento corregir mis posturas y evitar hacer sobreesfuerzos pero con un bebé no es posible, así que ratito que puedo descansar en el sofá lo hago con mi esterilla y almohada.

Muchos papás sufren durante este período dolores de espalda, tendinitis de muñecas, dolor de rodillas, pies, caderas... y mucha culpa la tienen los cambiadores, nosotros no acertamos con el que compramos y hemos pagado las consecuencias.

Para evitar esto lo mejor es poner los pies del bebé frente a ti y así no tener que retorcerte, si no es posible puedes cambiarlo de vez en cuando sobre la cama sentándote con las piernas abiertas y colocando al pequeño entre ellas. 

Estirar los músculos abdominales, también es un buen ejercicio, y levantar al bebé doblando las rodillas y no la espalda, pegándolo al cuerpo mientras metemos el ombligo como si quisiéramos llevarlo hacia la espalda sería lo ideal.

Otros errores que cometemos son:

- Permanecer sentados en la misma posición durante un tiempo prolongado.

- Sujetar al bebé del mismo costado siempre.

- Sacarlo de la cuna sin bajar la barrera lateral.


Espero que os hayan servido estos consejos y si os decidís a comprar el Set de masaje Pranamat os dejo un DESCUENTO del 10 por cien que nunca viene mal !


 PRINCESA10



9/4/18

Perder peso después del embarazo



Abril está resultando un mes muy productivo, por primera vez he dejado a Hugo en casa para viajar a Madrid y no fue tan mal como esperaba, en un par de semanas viajaré a Valencia y acabaré el mes en Alicante acudiendo a una presentación que me tiene muy ilusionada y que si me seguís por Instagram descubriréis de qué se trata.

Tengo unas ganas inmensas de colgar el abrigo pero la primavera se resiste y nos está regalando unas semanas un tanto lluviosas, con lluvia o sin ella, sigo siendo práctica a la hora de vestir y cuando entro en una tienda los vestidos largos y los palazzo son mi principal objetivo.

Si habéis dado a luz hace unos meses os recomiendo estas dos prendas porque estilizan la figura al máximo y dan la tan necesaria libertad de movimiento que exige un bebé.

Me seguís preguntando mucho si he hecho algo para perder peso después del embarazo, os conté que engordé muchísimo pero era casi todo líquido y no me ha sido muy difícil perderlo, no he hecho nada especial, el estrés de la maternidad creo que ha sido la principal causa.

Tampoco me importaría quedarme como estoy pero me gustaría sacar un poco de tiempo para hacer un poco de ejercicio, de momento dar largos paseos con Hugo me ayuda pero siento que necesito algo más, si lo consigo ya os contaré...

No os agobiéis con el peso y si me permitís un consejo huid de las " dietas milagro ", lo importante estar y sentirse bien mediante una dieta sana, en casa sabéis que hemos cambiado la alimentación pero quiero dejar claro que una vez a la semana nos damos el capricho de comer lo que nos apetece.

Los cambios en la figura tras el parto son evidentes, que nadie os engañe, pero bien merecen la pena cuando vemos a nuestro retoño sonreír.


Zara: zapatos, vestidos y chaqueta

Furla: bolso vía Spartoo

Pandora: anillo

3/4/18

La dentición del bebé


Todos sabemos lo mal que se pasa en las peores etapas del bebé como son los cólicos, la dentición... además cuando creemos que hemos superado ( o dominado una ), viene otra.

Es un quebradero de cabeza que nos produce mucha angustia porque hasta que averiguamos lo que le pasa a nuestro pequeño lidiamos con llantos, insomnio, falta de apetito y un sinfín de síntomas.

Lo peor de estas etapas es que ellos todavía no pueden comunicarnos que les duele y somos nosotros lo que tenemos que adivinar por qué sufren.

En casa llevamos un mes viendo como Hugo se frota mucho la boquita, tiene ganas de morder o chupar todo lo que encuentra a su alcance, en ocasiones se muestra irritado sin causa aparente Y sobre todo duerme peor y es algo raro en él. 

De un día para otro le asomó un dientecito de abajo y a los cuatro días el de al lado, estaba claro que la etapa de la dentición no iba a tardar en llegar puesto que estaba a punto de cumplir los ocho meses, de hecho, empezó meses atrás por el aspecto de sus encías inflamadas pero no ha sido hasta el octavo mes cuando los síntomas se han disparado.

El dolor de dientes provoca malestar en el bebé en muchos sentidos entrando en un círculo vicioso, si el bebé no descansa bien seguramente estará más irritado durante el día.

He recopilado unos cuantos remedios para solucionar este problema, también he descartado otros porque al ser un bebé prefiero confiar en medicamentos naturales y en la homeopatia que siempre me da tranquilidad:


- Homeopatia, la chamomilla vulgaris atenúa la irritabilidad

- Trocitos de frutas frescas 

- Masajes en las encías, presionando contra el diente emergente

- Collares de lactancia 

- Pañitos de tela húmedos y fríos de agua fría o manzanilla

- El collar de ámbar muy beneficioso porque libera ácido succínico que cura heridas, reduce la inflación de garganta, disminuye los síntomas del cólico, reduce el eczema y mejora la función de muchos órganos.

De momento he probado con los masajes y la fruta fresca, esta semana le pediré al pediatra que me recomiende algún tratamiento de homeopatia como hizo en su día con el Colikind para los cólicos y que nos fue de maravilla. 350 

Tampoco descarto recurrir a algún collar de lactancia cuando salimos de casa y seguramente acabemos probando todo hasta dar con algo efectivo porque lo estamos y está pasando verdaderamente mal.

Si le dais a vuestro bebé lactancia materna, sois muy afortunadas porque el bebé se calma muchísimo con el pecho.

Os iré contando ( como hice con los cólicos ) como le está yendo a Hugo, esperemos tener la misma suerte y dar con una solución pronto.


31/3/18

Macarrones de pollo con manzana al curry


No me esperaba que esta sección tuviese tanto éxito y es que creo que somos muchos lo que estamos cambiando muchos hábitos y eliminando alimentos de nuestra dieta poco saludables.

Hoy os traigo una receta de Sergio, siempre los prepara él estos macarrones de espelta con pollo  nueces, manzana y curry que están deliciosos, aprovechando que el otro día los hizo le pedí que me explicase cada paso para compartirla con vosotros.

Estos macarrones de pollo, manzana y nueces al curry están deliciosos y como muchas recetas si sustituimos el pollo por tofu también es apta para veganos.

Ingredientes:

- Pollo cortado a daditos

- Nueces

- Manzana

- Cebolla

- Zanahoria

- Ajo ( 3 dientes )

- Una cucharada de harina

- Perejil molido, curry, pimienta y sal


Preparación:

- Rehogamos la cebolla, el ajo y la zanahoria cortadita como os la muestro en la foto.

- Añadimos una cucharada de harina y otra de curry, cuando esté bien hecho lo anterior.

- Salpimentamos

- Cubrimos con agua e incorporamos la pechuga y la manzana rallada.

 - Dejamos que se evapore y cuando esto suceda echamos los macarrones, normalmente solemos comprar estos de espelta integral que están riquísimos y son muy sanos, pero podéis poner los que más os gusten.

- Espolvoreamos con un poco de perejil molido y añadimos las nueces crudas troceadas.

Si hacéis esta receta y la subís a Instagram no dudéis en etiquetarme y decirme si os han gustado !



23/3/18

Aceptar la maternidad


Desde que nació Hugo he escrito mucho sobre este tema, la maternidad conlleva muchos cambios y uno de ellos es el escaso tiempo con el que de repente nos encontramos para nosotras ( hablo de nosotras pero los papis también los sufren ), primero nos topamos con un cambio evidente en nuestra figura y con un bajón hormonal ( eso si que no les pasa a ellos ).

Cambios físicos y psíquicos que nadie nos había advertido o que hasta que no se viven no se entienden del todo, nuestro bebé es lo más importante y sacarlo adelante es nuestra prioridad, pero no nos engañemos... llega un momento en el que queremos " reencontrarnos " y sentirnos bien, vernos guapas.

El primer post que escribí fue una especie de grito porque no me sentía cómoda, más adelante me fui adaptando y encontrando mi nuevo estilo, ocho meses después del parto ya puedo decir que aunque sigo sin tiempo, he comprendido que es muy importante redefinirse.

Muchas me preguntáis como lo he conseguido y realmente no he hecho nada extraordinario, habéis ido viendo como he vivido el cambio desde aquel " grito " inicial ( física y psicológicamente ) y no sé si habéis notado que tan sólo ha sido un cambio de actitud.

Acepté que mis hormonas no estaban en su mejor momento y dejé que el tiempo se encargara de hacer su trabajo, asumí que los cólicos no podían durar eternamente y al tercer mes respiré más tranquila, no me forcé a ir de compras porque entendí que era pronto para saber como iba a reaccionar mi cuerpo y disfruté de Hugo.

Todo ha sido cuestión de paciencia y confieso que me he dejado llevar, la maternidad me ha cambiado, por supuesto, pero tan sólo ha sido una adaptación a mis nuevas necesidades, una actitud minimalista me ha ayudado a simplificar y a conseguirlo.

Me sigue gustando la moda pero ahora soy más básica, me apoyo en mi pareja para sacar esos momentitos tan necesarios de ocio y para trabajar desde el ordenador en el despacho.

Otra cosa que me ha ayudado mucho es gestionar mi trabajo de nuevo porque me gusta no considerar ser mamá como único trabajo, tengo la suerte de poder compatibilizarlo y espero que algún día todos los trabajos estén a la altura de la maternidad, porque la mujer necesita ser madre pero también si lo necesita ser independiente y sentirse realizada a todos los niveles que considere.


Total look Zara

Anillo: Pandora

Bolso: Ralph Lauren vía Spartoo

21/3/18

El estrés en la fecundación in vitro


Cuando pensé en iniciar el tratamiento para preservar mi fertilidad mediante la congelación de embriones tuve que ser fuerte, hacía un año y medio que había pasado por el acontecimiento más duro de mi vida y seguía desolada, sin fuerzas... en varias ocasiones pensé en dejarlo porque no creía estar preparada para pensar en la maternidad, no podía ilusionarme con nada que la vida me pudiese ofrecer y un bebé exige estar al cien por cien. 

Pensé muchas veces en anular la primera cita en la Clínica pero sin quererlo algo se iba despertando en mi interior y me decía que no podía perderme una de las cosas más bonitas que podían ocurrirme.  

Ya había hablado con mis médicos los pros y contras de realizar este tratamiento, en esta vida pocas cosas se pueden planificar, hubiese querido ser madre hace años pero un tumor aplazó esta decisión.

Finalmente acudí a esa cita y me explicaron, que si quería, empezábamos de inmediato, tan de inmediato que apenas me daba tiempo a pensarlo demasiado, y me lancé, me entregué a esa ilusión como si de ello dependiera volver a creer. 

Pese a la ilusión había algo que seguía conmigo y era el estrés y la ansiedad, debía ser fuerte pero no era tan fácil, así que por recomendación de mi doctora me apoyé en la homeopatia

Hay que tener en cuenta que una fecundación in vitro produce muchísimo estrés porque se compone de varias fases en las que es inevitable la preocupación por el resultado final. 

Desde que se comienza con las analíticas hasta que se implanta el embrión se vive una constante incertidumbre que inquieta, hasta un punto, que sólo conoce quien se somete a este tratamiento. 

El estrés es una respuesta normal del organismo frente a situaciones nuevas, que obligan al cuerpo a adaptarse a ellas, a niveles normales es una fuente de motivación y productividad pero demasiado estrés o una respuesta exagerada frente al mismo, puede desencadenar síntomas que alteran la calidad de vida.

Si sumamos el estrés que tenía antes de empezar y el estrés que conllevaba la FIV lo lógico era anticiparme y tengo que decir que en mi caso la homeopatia fue de gran ayuda.

La homeopatia está indicada para el embarazo y lactancia porque no tiene ningún efecto perjudicial para el recién nacido siempre como tratamiento complementario y que no sustituye al control médico habitual.

Por suerte, como ya os conté, me quedé embarazada en el primer intento, pero imaginad lo duro que puede llegar a ser cuando el resultado negativo se repite una y otra vez. Por desgracia es algo muy común y el tratamiento puede llegar a resultar largo y costoso a nivel emocional y psicológico ( por no hablar del económico ). 

Esta fue mi experiencia con el estrés y la fecundación in vitro, espero que os sirva de ayuda y os de fuerza para seguir adelante en este duro pero gratificante camino.


15/3/18

Purés ecológicos


Dentro de dos días Hugo cumplirá ocho meses, parece que fue ayer cuando vino al mundo y como madre primeriza comenzaron mis primeras dudas y miedos, el primero surgió cuando tuve que renunciar a la lactancia materna y escoger una leche de sustitución, fueron momentos complicados pero me dejé aconsejar por profesionales y todo se desarrolló con normalidad. 

Hemos ido superando etapas, unas más duras que otras, pero afortunadamente nuestro pequeño nos lo puso fácil desde el principio (salvo a la hora de los cólicos), ya que era un tragoncete que demandaba puntualmente su toma. 


Pasado el tiempo de la lactancia artificial exclusiva, el pediatra nos sugirió la introducción de fruta y un mes más tarde de verdura. Una vez más, "San Hugo" nos lo ponía fácil y cada vez que le dábamos a probar un nuevo alimento lo recibía como si fuera el más exquisito de los manjares. 

Pero surgieron nuevo miedos y dudas, todas las mamás queremos lo mejor para nuestros pequeños y llega un momento en el que por muchas razones (trabajo, viajes, obligaciones) necesitamos llevarnos potitos preparados y confiar en una marca de calidad.

La elección de la alimentación del bebé ha coincidido con nuestro proceso de eliminación de procesados en casa y con la apuesta por productos ecológicos. 

Por este motivo comencé a investigar para darle a Hugo un puré que estuviese preparado de la forma más natural posible y quedarme un poco más tranquila cuando no podía hacérselo yo. Fue entonces, hace poco, cuando descubrí Smileat. 


Smileat nace para dar un cambio radical al mundo de la alimentación infantil ecológica. Son productos dedicados a un público que ya es consumidor de productos ecológicos y que acepta las novedades para sus hijos, siempre que estén avaladas por la calidad. Tiene un equipo de expertos detrás cuya premisa es conseguir una materia prima cien por cien ecológica, producida en España.

El proceso de elaboración desde la recogida de la fruta y la verdura hasta su envasado es de mi agrado y para que le echéis un vistazo os dejo un simpático esquema:


Puntos fuertes que he encontrado en esta marca ecológica de purés para bebés es que son aptos para bebés alérgenos al gluten, al huevo o la proteína de leche de vaca y la gran variedad de deliciosas combinaciones. ¡A Hugo le encantan las de pera y manzana, manzana y naranja, pavo con verduras, verduras variadas y sobre todo la de calabaza y calabacín! Si los probáis, veréis que la textura es igual que la de casa y que tiene poco que ver con otras marcas. 


Descubrí Smileat cuando, comprando en una tienda de dietética que tengo al lado de casa, me la recomendó la dependienta, pero tengo que deciros que hay muchísimos puntos de venta y que introduciendo vuestra localización en su web os saldrá el más próximo. También os recomiendo hacer el pedido online por la comodidad que supone y el ahorro en los gastos de envío a partir de 22 Euros. 


Ser mamá primeriza, o mejor dicho ser mamá en general, no es fácil, máxime cuando hoy en día se compagina la maternidad con el trabajo como es mi caso, así que si encuentro algo realmente bueno y que me facilita la vida, me gusta compartirlo con vosotros. 


Os dejo con unas fotos de Hugo merendando, el puré estaba muy rico pero lo que no sabe es que el que está de bocado (del bueno) es él !