Mostrando entradas con la etiqueta maternidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta maternidad. Mostrar todas las entradas

17/11/17

El camino de la felicidad


Hugo ha cumplido ya cuatro meses y parece que fue ayer cuando decidí ser madre, nadie te cuenta lo que significa esa palabra porque para entenderla hay que sentirla.

Ser madre me ha ayudado a entender el significado de muchas cosas pero también el lado más duro de la palabra sacrificio, por otro lado sigo cultivando la paciencia y Hugo me está ayudando a sacar nota en esta asignatura pendiente. 

He comprendido que nada va a ser igual que antes y ahora relativizo muchísimo más cualquier problema. Hay algo que me preocupa y es el tiempo, me he dado cuenta que pasa demasiado rápido y me gustaría detenerlo, quiero verlo crecer pero más despacio...

También es cierto que tengo los sentimientos a flor de piel y muchos más miedos porque aunque ahora soy más fuerte también soy mucho más débil.

Sigo insistiendo en querer organizarme y cada vez me doy más cuenta que improvisar es lo más apropiado, porque cada semana es un nuevo reto, una nueva etapa y un nuevo comienzo.

Ahora sé que la vida es distinta a como me la había imaginado y me gusta mucho más, ahora la vivo con una motivación diferente y me siento con fuerzas para seguir adelante, porque hubo un momento en el estuve perdida y ahora una sonrisa inocente me muestra cada día cual es el camino de la felicidad. 

Un camino más paciente, más humano y menos egoísta.


Zara: vestidio y botas
Furla: bolso
Joolz: cochecito

8/11/17

Volver a ser yo...


Cuántas os sentisteis identificadas cuando os contaba que " no tenía tiempo ", algunas me disteis consejos, otras me animasteis y muchísimas mamás primerizas aprovechasteis para decirme que queríais volver a cuidaros !

Y ahí es donde últimamente me estoy metiendo un poco de caña, porque está muy bien ser mamá pero también serlo y mimarse un poco
Reconozco que me estaba dejando en exceso y no es que lo haya solucionado pero ahora trato de evitar ciertas cosas en mi rutina que no me hacían ningún bien.

Empezando por mi dieta que era cualquier cosa menos saludable, pasando por las pocas ganas de salir arreglada a la calle y llegando a lucir unos " moños " que no me favorecían en absoluto.

Eso sí, Hugo siempre salía de casa impecable jejeje, cuántas os sentiréis identificadas con lo que os estoy contando verdad ?

Pues bueno, todo esto no es que esté solucionado pero mi mente ya se ha puesto a trabajar para remediarlo y sacar unos minutos al día para ponerme al menos una crema hidratante y plancharme un poco el pelo.

Pequeños trucos que estoy utilizando y que por el momento funcionan son aprovechar al máximo las horas de sueño del bebé, evitar la tentación de comer dulces, sustituyéndolos por fruta e infusiones, dejar que Sergio se encargue de cositas que antes me costaba delegar y así disfrutar de un ratito para mis cosas.

Poco a poco lo voy consiguiendo, y aunque estoy lejos de salir de compras ya me he agenciado alguna cosita online como este maxi vestido de flores. 

Si alguna de vosotras tiene algún truquito infalible que me lo haga saber porque le estaré eternamente agradecida.





Zara: vestido y sandalias de pelo

Furla: bolso vía Spartoo

Massimo Dutti: Cazadora

15/10/17

No tengo tiempo !


Cuando pensaba que me había organizado mejor y os lo contaba alegremente a la vuelta de nuestro viaje, me he dado cuenta que pese a que ya no es el caos del primer mes no es ni mucho menos tan " bonito " como esperaba.

A ver... sé que la maternidad es dura, que un niño te mantiene ocupada las 24 horas y que Hugo no llega a los 3 meses, pero también entiendo que soy demasiado autoexigente a la hora de desempeñar cualquier tarea. Necesito que el día tenga muchísimas más horas y lo siento señores, pero  no llego a todo como me gustaría.

No se trata de ser una esclava de la maternidad, sino de disfrutarla y por lo que veo todavía no he encontrado la mejor manera de hacerlo, por otro lado tengo la gran suerte de repartir las tareas con Sergio y cuento con su comprensión ( y él con la mía ) pero ni con esas.

Así que he analizado la situación y veo que no termino de priorizar lo que realmente importa, quiero que todo esté perfecto ( y al día ) y eso no es viable. Pensaba que el síndrome del nido no duraba tanto y...

Por este motivo me he planteado aparcar el blog y las RR.SS, pero después de meditarlo no creo que sea una buena idea porque este medio me gusta, me motiva y me ayuda a sentirme bien.

Solución: 

" Dejar de exigirme tanto como madre, como persona, como mujer.. "

Voy a ponerlo en práctica las próximas semanas, a sacar tiempo para mimarme un poco, sé que nada volverá a ser igual pero presiento que será mucho mejor, si otras mamás pueden yo también y estoy segura que con un poco de paciencia y repasando la lista de prioridades llegaré a ese tan ansiado término medio.



Compañía Fantástica: vestido

Furla: bolso vía Spartoo

Zara: mules


6/10/17

Lactancia ( mi experiencia )


Sigo con mi vuelta progresiva a la rutina ( ese día a día diferente ) que os contaba hace poco y que tanto me gusta. 

Compagino cuidar de Hugo con las redes sociales y aunque no resulta tarea fácil, cada día alcanzo un poco más gracias a lo bien que se porta este angelito.

Sé que tan sólo han pasado dos meses y que a lo mejor debería relajarme un poco pero cuando eres tan inquieta es imposible, máxime si ya llevas el acelerador apretado desde mitad embarazo.

Me habéis pedido mucho que hablase de mi experiencia con la lactancia y otros temas, he llegado a plantearme subir vídeos pero por el momento no tengo tiempo, así que os lo iré contando por aquí.

Mi idea desde el principio era la lactancia materna, y acudí al hospital preparada con pezoneras, discos, sujetadores, camisones apropiados... pero no pudo ser, tuve subida de leche bastante rápida a pesar de la cesárea y todo parecía favorable.

Hugo tomó el calostro y lo intentamos, pero no fue fácil, nadie dijo que lo fuera, pero se complicó por muchísimas razones.

Así que lo que iba a ser algo natural se estaba convirtiendo en una pesadilla ! 

Las razones no vienen a cuento porque lo importante es transmitiros que NO PASA NADA, recuerdo las palabras de mi matrona y de mi ginecólogo animándome a pensar en sentirme bien y que no iba a ser menos madre por ello. 

También tuve que escuchar alguna frase por parte del jefe del nido del hospital, que ni es padre, ni conocía mi caso, ni es mujer, pero ni corta ni perezosa se lo hice saber.

Fue duro porque mis glándulas mamarias estaban al máximo y la bajada forzada dolió física y psicológicamente, pero fue la mejor decisión que tomé, creía que si llegaba el momento no me sentiría mal y me equivoqué, pero afortunadamente pasadas las semanas supe que había tomado la decisión correcta.

Le he dado a Hugo la vida ( arriesgando la mía ), le estoy dando a todos los niveles todo y lo intenté, pero también os digo que si hubiese decidido no hacerlo de antemano también hubiese sido la mejor madre del mundo para él !

Estoy muy agradecida a mi ginecólogo, matrona y pediatra ( que casualmente tiene un bebé, y tuvo que optar por la lactancia artificial ) por estar conmigo y con Hugo desde el minuto cero más allá de su profesión.

Si llegado el momento no puedes o no quieres por tus circunstancias personales, no te preocupes, vas a hacerlo bien, confía en profesionales que merezcan la pena pero SOBRE TODO en ti misma.