4/3/20

Instalamos el suelo laminado blanco




¡ Por fin !

Después de un tiempo pensando en cómo decorar nuestro nuevo hogar decidimos comenzar las reformas para lograr un ambiente más a nuestro gusto, más hogareño, basándonos en el estilo nórdico, y que nos ha permitido ampliar visualmente la falta de metros cuadrados.

Como os conté antes de verano queríamos invertir en un piso pequeño en Zaragoza porque, aunque nuestra intención en un futuro es volver a Valencia, estar de alquiler se nos estaba haciendo cuesta arriba.

Sabéis que me encanta la decoración y encontré en esta compra la excusa perfecta para no sólo invertir sino revalorizarla reformándola a mi gusto.

Aunque en un principio nos dio cierta pereza, decidimos reformar la cocina ( pronto os enseñaré el resultado por aquí ) y quedamos tan satisfechos con el diseño que ese fue el impulso que necesitábamos para cambiar el suelo, las puertas... vamos para ponernos ¡ al lío !

El siguiente paso fue cambiar el suelo laminado, que aunque estaba nuevo y tenía un color clarito bastante aceptable, no terminaba de encajar en el resultado final que quería conseguir ya que, como sabéis, el suelo es un elemento clave sobre el que gira todo lo demás.

Ya os adelanté nuestra intención en el blog, pero tal y como os prometí quería enseñaros el proceso de instalación para que os hicieseis una idea de lo fácil y rápido que es y para que vieseis el resultado final.

El modelo escogido fue Planchas blancas de Quick Step ( Impressive IM1859 ) ", un laminado de un color blanco mate sedoso que superó todas mis expectativas no sólo a nivel estético sino a nivel funcional gracias a su calidad, sistema de instalación y características. Os aseguro que había mirado muchos laminados y nada que ver con Quick Step Floors.





La instalación fue en tiempo récord, os confieso que tenía un poco de miedo porque teníamos que mover los pocos muebles provisionales que tenemos, pero al final nos arreglamos muy bien, además el polvo se minimizó al cortar todo en la terraza.





En tan sólo tres días habíamos acabado:

El primer paso fue levantar el suelo anterior por lo que quedó al mismo nivel toda la casa salvo la cocina que era porcelánico y preferimos instalarlo encima, el pequeño desnivel de unos 5 milímetros se salvó perfectamente gracias al perfil patentado Incizo de Quick Step que es una herramienta de acabados multiusos.

Seguidamente instalaron una base aislante ( Quick Step Trasitsound ) para evitar el sonido al andar.






Y finalmente colocaron el laminado de forma sorprendentemente limpia y rápida gracias al sistema Uniclic Multifit, hasta yo me animé a probar como se colocaba y no se me daba nada mal.






El resultado fue espectacular, nuestro piso parecía otro y por fin tenía la base necesaria para lograr un estilo nórdico perfecto lleno de luminosidad y a prueba de " Hugos " gracias a su tecnología Scratch Guard :).


Si os animáis a cambiar el suelo no dudéis en visitar sus tiendas oficiales más exclusivas en Madrid y en Barcelona.


Mi sueño...  ¡ comenzaba a hacerse realidad ! 



( Os enseñaré pronto el resultado final ).