1/4/19

Falda verde



Ser hijo único siempre ha desatado grandes controversias, en los últimos años y cada vez más una gran parte de parejas ya no quiere tener mucha descendencia, factores económicos y sociales favorecen cada vez más esta decisión.

Tuve la gran suerte de tener una hermana y fue el regalo más bonito del mundo, cada día me entristece más que Hugo sea hijo único y sigo dándole vueltas a tener un nuevo embarazo, trato de ser sensata pero el corazón vence y no es fácil...  también es cierto que las madres y los padres cada vez más desempeñamos más roles y eso nos impide dedicar tanto tiempo como les gustaría a la familia.

Antiguamente las madres eran amas de casa y eran protagonistas en lo que respecta a la educación de los hijos pero en el siglo XXI es todo muy diferente porque tanto padres como madres deben trabajar.

Por otra parte las parejas son menos estables y cuentan con menor apoyo de la familia, esto tiene como consecuencia que el hijo mayor acabe criando al menor o que todos acaben siendo atendidos por una persona ajena.

Ventajas de ser hijo único

Aunque tienen fama de ser egoístas y caprichosos, no tiene por qué ser así. Si tienen una buena educación puede que tengan la condición privilegiada para madurar y crecer en forma sana:

- Los hijos únicos tienen mayor atención de los padres

- Suelen tener un desarrollo intelectual más veloz porque se relacionan sobre todo en sus primeros años con adultos la mayor parte del tiempo.

- Suelen ser más ordenados y responsables.

- Saben adaptarse a la soledad y desarrollan pasatiempos que exigen trabajo intelectual. 

La soledad únicamente es negativa cuando falta apoyo o comprensión, en cambio tiene mucho de positivo cuando les permite a las personas conocerse mejor y ser más independientes, no es infrecuente que los hijos únicos desarrollen interés por la lectura, pintura u otro tipo de actividades que pueden realizarse en solitario.

Desventajas de ser hijo único:

- Los hermanos quitan atención y dan pie a la rivalidad pero aportan valiosas lecciones para la maduración, por eso es en general más egocéntrico, le cuesta trabajo entender que cada uno tiene un turno de juego y que no todo lo que hace va a ser celebrado por adultos.

- A veces maduran demasiado pronto, lo que disminuye espontaneidad y alegría.

- Tienen problemas para ser generosos puesto que les parece normal que cada quien arregle sus propios problemas, es difícil para ellos compartir lo que tienen tanto material como emocionalmente.

Como conclusión tanto unos como otros madurar de forma saludable si cuentan con una buena crianza, en el caso de los hijos únicos es importante que los padres comprendan que deben facilitar las condiciones para que compartan con otros chicos de su edad.

También resulta decisivo que renuncien a sobreprotegerlos o a ejercer un excesivo control sobre ellos.





Zara: jersey y falda 

Mango: cinturon

Ralph Lauren. botas 

Biomecanics: zapatos Hugo vía Spartoo 






No hay comentarios: