31/1/19

Mi legado




Más de la una de la madrugada y casi con un gesto involuntario he abierto el ordenador y sin pensar lo que voy a escribir me he puesto a redactar este post, me gusta esta sensación, por primera vez en mucho tiempo siento que voy a disfrutar escribiendo lo que ni yo misma he planeado.

Por primera vez, desde que empezó la vorágine de Instagram y su maldito algoritmo que tan absortos y embobados nos tiene a todos, voy a olvidarme de " publicar " y voy a escribir lo que me apetezca...

Hugo lleva durmiendo dos horas y ya he dejado preparado todo para mañana, acabo de entregar los últimos mails y de revisar mi última publicación pero todavía no tengo ganas de dormir y siento que me apetece disfrutar este momento tan mío.

" La echo de menos ", tanto que hay días que se me hace difícil respirar, jamás voy a entender la vida y creo que he llegado a un punto en el que tampoco me interesa hacerlo, porque yo planeaba el futuro y el futuro no se planea.

Todavía recuerdo aquella cena de tres preocupada por su diagnóstico en la que nos prometimos salir adelante y de esos tres, sólo quedo yo aquí y ahora.

 Es increíble como al mirar al pasado me extraña tanto mi presente, no soy la misma, la vida marca y lo hace de forma despiadada.

La idea de ser una superviviente no me gusta en absoluto, porque no soy tan fuerte como parezco aunque todos se empeñen en decírmelo, por qué ella y no yo ?

Preguntas sin respuesta que no van a ninguna parte...

Pero la vida también sabe regalarte vida cuando pese a los golpes consigues avanzar, cuando duele respirar, conmigo lo ha hecho, me ha regalado la criatura más bonita del mundo y me ha permitido conocer el amor más puro e inocente, el de Hugo.

Sé que a mitad noche se levantará, se pondrá de pie en su cuna y me pedirá dormir conmigo, y yo aprovechando que Sergio no está, le dejaré, voy a ser una muy mala madre, ya lo veo venir.

Esa manita pequeña que busca la mía para dormir con seguridad, en realidad no sabe que ha venido a salvarme y a darme la paz que necesito, esos ojos que me miran un cariño especial, me hacen sentir que seguir adelante ha merecido la pena.

En los momentos más duros es sorprendente como nos aferramos a la vida y como crear vida puede salvarte, porque pase lo que pase sé que nada de lo que logre superará mi mejor obra, mi legado, mi hijo.

Ella me dijo cuando la vida me dio la primera bofetada, " crearás una gran familia " y no pienso parar hasta lograr que su profecía se convierta en realidad, mi realidad.

Sigo pensando en arriesgar de nuevo, por mí, por él, por todos !

Buenas noches...





No hay comentarios: