9/11/18

Trucos para que los bebés no se destapen en la cama



Hugo es un no parar durmiendo, pensar que puede resfriarse no me deja dormir del todo tranquila, por este motivo me he hecho una experta en el tema y me apetecía contaros las soluciones que he encontrado para que nuestros pequeños duerman " tapados ":


Un saco-edredón nórdico

En Zaragoza pasamos del calor infernal al frío más absoluto casi de un día para otro, ni que decir tiene que durante los meses calurosos el pobre suda muchísimo pero en invierno destaparse tiene su riesgo.

No hace mucho que me he agenciado este saco porque el año pasado consideraba que era demasiado pequeño para usarlo, así que por el momento no lo hemos estrenado pero en cuanto el duro invierno haga de las suyas ya os contaré...


Pijama-manta

De pequeña en mi casa se llamaba pijama-anda y recuerdo que lo usé hasta que ya no hacían tallas para mi edad, es un pijama muy gustoso que evita que entre el frío sobre todo por los riñones y que mantiene los pies súper calentitos, ya sabéis que los pies son la zona más crítica.


Sábana fantasma

También he leído que la llaman sábana de seguridad porque está pensada para evitar que el niño se caiga de la cama pero de momento no la veo una opción muy factible para Hugo que se mueve muchísimo y cambia de posición unas mil veces durante la noche.


Ropa de cama amplia

Es una muy buena opción recurrir al edredón o sábana un poco más grande para tener trozo suficiente para engancharla por debajo del colchón y por lo  menos tardan un poquito más en destaparse del todo.


No obstante tengo que deciros que poco a poco estoy perdiendo el miedo a que se destape porque mi experiencia es que los bebés son un poco más calurosos que nosotros y no hay nada peor que sudar para coger un buen catarro.

El mejor consejo cuando lo veamos destapados en la segunda fase del sueño, es fijarse en si está sudado o frío, si su temperatura es buena arroparlo lo justo y quedarnos tranquilos. 










Desenio: cuadros 



No hay comentarios: