1/10/18

El juego heurístico



Hemos pasado etapas de juegos con Hugo donde un juguete le distraía durante muy poco tiempo y llegamos a la conclusión que aunque le llamaban muchísimo la atención los sonidos, los colores y movimientos no estábamos acertando.

Casi diría que demasiada variedad llegaba a agobiarle...

Y no sé si habrá sido casualidad pero tras iniciarlo en el juego heurístico parece que está atento y entretenido durante más tiempo.

Desconocía esta modalidad de juego educativa y fue un poco por causalidad cuando un día descubrí la famosa " cesta de los secretos " y averigüe un mundo de posibilidades para estimular su mente.

El juego heurístico es una actividad pensada por la pedagoga Elinor Goldschmied para llevar a cabo en escuela infantil con niños en su segundo año de vida, esta actividad permite desarrollar sus capacidades y favorecer sus habilidades sociales y de comunicación.

El niño de forma natural tiende a explorar y combinar los objetos que están a su alcance porque le invade una enorme curiosidad por todo lo que le rodea, es lo que se llama aprendizaje activo y se lleva a cabo con niños de 12 a 24 meses.

Esta actividad se lleva a cabo en una sala amplia libre de objetos que puedan distraerle e interferir en sus movimientos, sus juguetes habituales deben estar escondidos fuera de su vista.

El momento más adecuado es uno tranquilo del día y las sesiones están bien dos o tres veces por semana, el niño será capaz de enfrascarse en esta actividad entre media y una hora.

Un adulto ha de estar presente pero no es necesaria su intervención siendo su actitud meramente observadora, no debe estimular ni sugerir nada, ni elogiar, criticar o dirigir lo que deben hacer.

En este juego no hay aciertos ni equivocaciones, no existen las pautas, es un juego libre y sólo el adulto interviene cuando haga falta, por ejemplo para ordenar los objetos que se dispersen, animar la acción de algún niño indeciso o evitar una riña o un enfado.

A la hora de recoger su papel será más participativo aprovechando para indicarle al niño el nombre del material, la cantidad y el lugar dónde se encuentra en relación con los demás objetos.

En las escuelas infantiles se utiliza desde hace años este método fabricando sus propios materiales, sin embargo debido a su auge, en la actualidad muchos fabricantes de juguetes de madera han centrado toda la producción en esta interesante pedagogía.

Sus beneficios:

- Desarrolla capacidades cognitivas como comprender, relacionar, conocer...

- Incentiva la imaginación y la creatividad.

- Favorece las capacidades preceptivas: visión, oído, tacto, gusto, olor.

- Tiene beneficios corporales desarrollando la motricidad gruesa y fina.

- Ayuda a tomar conciencia de las leyes de la naturaleza.

- Establece la base del pensamiento matemático.

- Enseña valores éticos como el respeto, la tolerancia, colaboración...

- Aporta beneficios afectivos: disfrutar, valorar, querer...

- También tiene ventajas sociales: colaborar, compartir.

Los materiales son siempre naturales al igual que su recipiente evitándose siempre los de plástico o los juguetes.

Sin duda una modalidad educativa muy acertada y efectiva que atrae la atención y motivación del niño, nosotros estamos encantados.




No hay comentarios: