30/9/18

Después de la tormenta...


Tras un paréntesis necesario en el blog os prometo que vuelvo con más fuerza que nunca y con ganas de cambiar unas cuantas cosas por aquí ;).

Hemos tenido una " vuelta al colé " ( por llamarlo de alguna manera ) un tanto accidentada, pero después de la tormenta siempre llega la calma y si tarda un poco más, en esta casa se nos da de miedo bailar bajo la lluvia.

Lamentarse sirve de poco y ponerse las pilas de mucho, por eso esta semana que comienza sé que nos la vamos a comer con patatas.

Últimamente ponerme a trabajar delante del ordenador se estaba convirtiendo en un lujo, por una parte porque los últimos acontecimientos me tenían muy tristona y por otra porque el estrés diario y la desorganización reinaban a sus anchas.

Los que me conocéis sabéis que no me llevo bien con el caos, pero era imposible centrarse con todo lo que nos estaba lloviendo.

No voy a entrar en detalles, os aburriríais creedme, pero sabéis que las malas noticias nunca vienen solas y cuando se entra en una dinámica de negatividad lo mejor es hacer todo lo posible por romperla, ser fuerte y aguantar los golpes sin dejar de avanzar.

Por otro lado me he dado cuenta que necesito aprender a decir " NO " más a menudo y esto afecta a la manera de dirigir mis RR.SS, este es un tema que trataré más adelante pero que va a repercutir en mi forma de informar ya que voy a ser más crítica.

No me quiero extender porque quiero ir por pasos, el primero lo he dado hoy sentándome aquí y poniendo la primera piedra para construir un rincón más personal y activo.

3 comentarios:

irene mp dijo...

Me gusta el cambio que quieres dar, Mara.

sonia dijo...

Animo Mara!! Yo también tengo perritos y son como personitas y por eso se les quiere como tal, seguro que sale todo bien! En cuanto al caos, yo tuve que al final aceptar esa situación y hacer caso omiso, porque al final nuestra salud se resiente y dejamos de ser nosotros mismos, así que piensa que caos hay en todas las casas, y que todo no puede estar siempre organizado, no debemos de ser tan perfeccionistas y ser más felices, te lo digo por experiencia, beso preciosa

como una princesa dijo...

Muchísimas gracias, no fue así pero ya estamos más tranquilos, lo hemos pasado fatal... un abrazo enorme.