2/9/18

Tomar decisiones


La vida es una constante toma de decisiones, pequeñas o grandes, pero siempre importantes para avanzar e ir sorteando obstáculos, hace más de un año decidí venir a Zaragoza y adaptarme me sigue costando bastante porque son muchos los motivos que me unen a mi ciudad, además de los obvios.

Pero tengo que decir que cada día me siento más cómoda, en primer lugar porque con la familia de tres que hemos creado todo resulta más fácil y en segundo lugar porque nunca dejo pasar mucho tiempo sin volver a Valencia.

No sabemos a ciencia cierta cual será nuestro destino definitivo pero sé que ha llegado el momento de tomar decisiones, cuando tienes un hijo cambia todo a la velocidad del rayo y aunque soy de las que piensa en el día a día no puedo evitar preocuparme por su futuro.

Tengo la sensación de que Hugo crece muy deprisa y que los días se me escapan porque me faltan horas, cada pequeña escapada o descanso lo disfruto mucho más que antes de ser mamá y valoro el doble cosas que antes me pasaban desapercibidas.

Es el momento de sentarse y reflexionar, sin prisa pero sin pausa, de momento no quiero contar más pero espero poder hacerlo pronto y poder celebrarlo con vosotros.


Zara: mono

Pepe Moll: clutch

Rockport: sandalias vía Spartoo

No hay comentarios: