3/9/18

Al agua patos !


Cuando pensé en llevar a Hugo a la piscina me surgieron algunas dudas, muchos os reiréis pero como mamá primeriza ni siquiera sabía si un bebé debía llevar pañal... por suerte me leí las normas antes de comprar pañales especiales ya que en nuestra piscina consideran que en caso de aguas mayores lo mejor es limpiar las heces y vaciar o purificar el agua según el caso.

Y me parece algo lógico porque llevarlas en el pañal aumenta el riesgo de contaminación bacteriana, algo poco saludable para el resto de bañistas.

Dudas resueltas y bien equipados, porque ya sabéis que un bebé necesita mil cosas, nos sorprendimos de lo valientes que son los niños en el agua y no es de extrañar porque les debe recordar su estancia en el útero.

Hugo no se quejó de la temperatura y no dejó de reírse, disfrutando de los juegos que le hacíamos y de ser el centro de atención porque es un comprometedor que recurre a la tos o lo que haga falta cuando alguien nuevo lo ignora.

De momento no le hemos ido a la pequeñita porque aunque le hemos comprado los famosos manguitos todavía no anda bien y nos resulta muy incómodo estar con dos palmos de agua.

Ni que decir tiene que no le gusta salir y que es un disfrutón, para muestra estas fotos que le hicimos el primer día y que dejan claro que está en su salsa, después de la experiencia tengo muy claro que el siguiente paso será apuntarlo a un curso de natación.


No hay comentarios: