3/4/18

La dentición del bebé


Todos sabemos lo mal que se pasa en las peores etapas del bebé como son los cólicos, la dentición... además cuando creemos que hemos superado ( o dominado una ), viene otra.

Es un quebradero de cabeza que nos produce mucha angustia porque hasta que averiguamos lo que le pasa a nuestro pequeño lidiamos con llantos, insomnio, falta de apetito y un sinfín de síntomas.

Lo peor de estas etapas es que ellos todavía no pueden comunicarnos que les duele y somos nosotros lo que tenemos que adivinar por qué sufren.

En casa llevamos un mes viendo como Hugo se frota mucho la boquita, tiene ganas de morder o chupar todo lo que encuentra a su alcance, en ocasiones se muestra irritado sin causa aparente Y sobre todo duerme peor y es algo raro en él. 

De un día para otro le asomó un dientecito de abajo y a los cuatro días el de al lado, estaba claro que la etapa de la dentición no iba a tardar en llegar puesto que estaba a punto de cumplir los ocho meses, de hecho, empezó meses atrás por el aspecto de sus encías inflamadas pero no ha sido hasta el octavo mes cuando los síntomas se han disparado.

El dolor de dientes provoca malestar en el bebé en muchos sentidos entrando en un círculo vicioso, si el bebé no descansa bien seguramente estará más irritado durante el día.

He recopilado unos cuantos remedios para solucionar este problema, también he descartado otros porque al ser un bebé prefiero confiar en medicamentos naturales y en la homeopatia que siempre me da tranquilidad:


- Homeopatia, la chamomilla vulgaris atenúa la irritabilidad

- Trocitos de frutas frescas 

- Masajes en las encías, presionando contra el diente emergente

- Collares de lactancia 

- Pañitos de tela húmedos y fríos de agua fría o manzanilla

- El collar de ámbar muy beneficioso porque libera ácido succínico que cura heridas, reduce la inflación de garganta, disminuye los síntomas del cólico, reduce el eczema y mejora la función de muchos órganos.

De momento he probado con los masajes y la fruta fresca, esta semana le pediré al pediatra que me recomiende algún tratamiento de homeopatia como hizo en su día con el Colikind para los cólicos y que nos fue de maravilla. 350 

Tampoco descarto recurrir a algún collar de lactancia cuando salimos de casa y seguramente acabemos probando todo hasta dar con algo efectivo porque lo estamos y está pasando verdaderamente mal.

Si le dais a vuestro bebé lactancia materna, sois muy afortunadas porque el bebé se calma muchísimo con el pecho.

Os iré contando ( como hice con los cólicos ) como le está yendo a Hugo, esperemos tener la misma suerte y dar con una solución pronto.


No hay comentarios: