15/3/18

Purés ecológicos


Dentro de dos días Hugo cumplirá ocho meses, parece que fue ayer cuando vino al mundo y como madre primeriza comenzaron mis primeras dudas y miedos, el primero surgió cuando tuve que renunciar a la lactancia materna y escoger una leche de sustitución, fueron momentos complicados pero me dejé aconsejar por profesionales y todo se desarrolló con normalidad. 

Hemos ido superando etapas, unas más duras que otras, pero afortunadamente nuestro pequeño nos lo puso fácil desde el principio (salvo a la hora de los cólicos), ya que era un tragoncete que demandaba puntualmente su toma. 


Pasado el tiempo de la lactancia artificial exclusiva, el pediatra nos sugirió la introducción de fruta y un mes más tarde de verdura. Una vez más, "San Hugo" nos lo ponía fácil y cada vez que le dábamos a probar un nuevo alimento lo recibía como si fuera el más exquisito de los manjares. 

Pero surgieron nuevo miedos y dudas, todas las mamás queremos lo mejor para nuestros pequeños y llega un momento en el que por muchas razones (trabajo, viajes, obligaciones) necesitamos llevarnos potitos preparados y confiar en una marca de calidad.

La elección de la alimentación del bebé ha coincidido con nuestro proceso de eliminación de procesados en casa y con la apuesta por productos ecológicos. 

Por este motivo comencé a investigar para darle a Hugo un puré que estuviese preparado de la forma más natural posible y quedarme un poco más tranquila cuando no podía hacérselo yo. Fue entonces, hace poco, cuando descubrí Smileat. 


Smileat nace para dar un cambio radical al mundo de la alimentación infantil ecológica. Son productos dedicados a un público que ya es consumidor de productos ecológicos y que acepta las novedades para sus hijos, siempre que estén avaladas por la calidad. Tiene un equipo de expertos detrás cuya premisa es conseguir una materia prima cien por cien ecológica, producida en España.

El proceso de elaboración desde la recogida de la fruta y la verdura hasta su envasado es de mi agrado y para que le echéis un vistazo os dejo un simpático esquema:


Puntos fuertes que he encontrado en esta marca ecológica de purés para bebés es que son aptos para bebés alérgenos al gluten, al huevo o la proteína de leche de vaca y la gran variedad de deliciosas combinaciones. ¡A Hugo le encantan las de pera y manzana, manzana y naranja, pavo con verduras, verduras variadas y sobre todo la de calabaza y calabacín! Si los probáis, veréis que la textura es igual que la de casa y que tiene poco que ver con otras marcas. 


Descubrí Smileat cuando, comprando en una tienda de dietética que tengo al lado de casa, me la recomendó la dependienta, pero tengo que deciros que hay muchísimos puntos de venta y que introduciendo vuestra localización en su web os saldrá el más próximo. También os recomiendo hacer el pedido online por la comodidad que supone y el ahorro en los gastos de envío a partir de 22 Euros. 


Ser mamá primeriza, o mejor dicho ser mamá en general, no es fácil, máxime cuando hoy en día se compagina la maternidad con el trabajo como es mi caso, así que si encuentro algo realmente bueno y que me facilita la vida, me gusta compartirlo con vosotros. 


Os dejo con unas fotos de Hugo merendando, el puré estaba muy rico pero lo que no sabe es que el que está de bocado (del bueno) es él !


No hay comentarios: