9/6/17

Preservación de la sangre y tejido del cordón umbilical


Desde que me quedé embarazada comencé a investigar sobre el tema, las opiniones eran diversas, según se mirase desde un punto de vista " público " o " privado "


Ante la controversia que generaba me bloqueé y decidí dejarlo a un lado hasta el último trimestre de embarazo, quizá esperaba alguna noticia que aportase algo más de luz sobre el tema en los medios o la opinión de alguien imparcial.

Cumplidas las 34 semanas puedo decir que voy a preservar la sangre y el tejido del cordón umbilical, en este post voy a intentar explicar, de una manera breve, mis razones personales y en ningún momento quiero afirmar que haya hecho lo mejor desde un punto de vista que no sea meramente personal.

Quiero aclarar que, sólo es posible hacerlo en un hospital privado,  ya que en el público sólo se contempla la donación, algo que me parece un gesto de generosidad infinita como siempre que se trata de donar.

La posibilidad de preservar el cordón umbilical para uso personal, me la ofreció el mismo centro donde hicimos la fecundación in vitro, ni que decir tiene que confío en ellos porque desde el principio me demostraron una gran profesionalidad, sus argumentos a favor me convencieron porque el ámbito de la medicina relacionado con las células madre es uno de los que más se va a desarrollar en los próximos años, y que los investigadores descubren cada día nuevos usos para las mismas que sirven para la curación de enfermedades.

La sangre del cordón umbilical contiene gran cantidad de células especializadas en la renovación de las células sanguíneas y que trasplantadas a pacientes cuya médula ósea esté enferma, permite obtener éxitos terapéuticos prometedores. Estas son las llamadas células madre.

Existen dos tipos de Células Madre del Cordón Umbilical:
 - Células madre de la sangre del cordón umbilical (Hematopoyéticas– HSCs). La sangre que se encuentra dentro del cordón umbilical de un bebé, es rica en células madre sanguíneas o hematopoyéticas. Dichas células madre son las responsables de constituir las diferentes células del sistema inmune y sanguíneo, tales como glóbulos blancos, glóbulos rojos y las plaquetas
Células madre del tejido del cordón umbilical (Mesenquimales – MSCs). El tejido del cordón umbilical es una de las fuentes más ricas en el cuerpo humano de unas células conocidas como Células Madre Mesenquimales (MSCs). Las células Mesenquimales tienen el potencial y capacidad de diferenciarse en órganos y tejidos (hueso, cartílago, grasa, hígado neuronas, páncreas, músculo). Adicionalmente contienen un potencial regenerador de tejidos dañados y han probado ser útiles en combinación con otras células madre tales como las de sangre de cordón umbilical. En la actualidad existen diversas y esperanzadoras líneas de investigación abiertas en ese sentido, como por ejemplo, el tratamiento de la diabetes o de las lesiones medulares traumáticas, infartos cerebrales y enfermedades del corazón.
 Además del Tejido del cordón umbilical, existen otras fuentes de células madre mesenquimales (Médula Ósea y Tejido Adiposo). Sin embargo:
- En las células madre mesenquimales del tejido del cordón, su obtención es directa y sin riesgo frente a otras fuentes donde deberíamos someternos a tratamientos que utilizan técnicas invasivas sobre el propio paciente: liposucciones en el caso de la grasa y biopsias en el caso de la aspiración de médula ósea
- Las células mesenquimales del cordón umbilical, son más inmaduras (se han dividido y dado lugar a otras células en menor medida), además han estado expuestas a mutaciones y contaminaciones externas. Por esto y por su mayor plasticidad provoca que mayor capacidad de regenerarse a sí mismas y de diferenciarse en células específicas de otros tejidos
- El número de células obtenidas del tejido del cordón umbilical es muy superior al que podríamos obtener en otras fuentes. 

Por qué he tomado esta decisión ?

Es un desembolso de dinero importante, pero si tenemos en cuenta que los primeros 25 años de viabilidad ya están garantizados, la cantidad a pagar anual es muy pequeña.

Esto no quiere decir que pasados estos 25 años no sirva y aunque así fuese desgraciadamente una infinidad de enfermedades se manifiestan a muy temprana edad.

Cuánto dinero invertimos en cosas materiales que realmente no necesitamos y que sin embargo no cuestionamos ?

Si hacemos cuentas de nuevo, merece la pena invertir en salud, porque esperemos no tener que utilizar nunca la sangre del cordón, pero entre tener una posibilidad a ninguna, prefiero no quedarme con la duda.

Sé que existe el banco de donaciones y que me asistirían en caso de necesitarlo, pero pensando en como avanzan las investigaciones en el campo de la autodonación y el grado de compatibilidad con respecto a la donación externa, prefiero hacerlo.

No voy a entrar en más detalles, si alguien necesita información sobre ventajas, inconvenientes, compatibilidad, estadísticas etc, le invito a escoger un buen centro especializado que le explique cada duda de una manera profesional.

No quiero leer debates o noticias sobre la ética de este tema, el pinzamiento precoz del cordón, la incompatibilidad de la autodonación en caso de leucemia genética ( se les olvida decir que esta es sólo un 12 por cien de la totalidad de los casos ) porque me resultan incompletos.

Me niego a seguir dándole vueltas, Sergio y yo lo hacemos de corazón y con nuestra mejor intención.

Los avances en medicina están para aprovecharlos.

En otro post os contaré ( para no hacer muy largo el post ) cual es el procedimiento a seguir con fotografías de mi kit personal. 

No hay comentarios: