11/1/17

Mi alimentación durante el embarazo


Hoy os quiero hablar de uno de los temas más importantes en el embarazo, la alimentación, pero quiero hablaros de como estoy llevándola yo y de las recomendaciones que mi ginecólogo me ha dado, esto NO sustituye en absoluto a las indicaciones de vuestro médico.

En primer lugar quisiera desmontar el mito de que " hay que comer por dos " ya que el aumento de peso normal para un embarazo con feto único oscila entre 9 y 13 kg, por lo que la dieta debe ser variada y equilibrada.

Hay reglas básicas que todas tenemos que cumplir a rajatabla y ahí no cabe discusión alguna, son sólo nueve meses y lo importante es no poner en peligro la salud de nuestro bebé:

- En el primer control analítico de la gestación nos deben hacer una evaluación para saber si tienes defensas frente al toxoplasma, así que mientras no tengamos los resultados todo lo que comamos debe estar cocinado normal o congelado durante 48 horas ( incluye embutidos crudos como el jamón serrano ) y las frutas y verduras rigurosamente lavadas.

- Existen un grupo de alimentos con los que vamos a tener dudas ( conservas, patas, salazones ), siempre que hayan pasado un proceso de cocinado no hay problema en consumirlas pero en caso de duda se deberá evitar su consumo.

- Con respecto a los productos lácteos ( quesos, yogures, etc ) deben estar elaborados con leche pasteurizada.

Alimentos prohibidos

- Pescado crudo para evitar la listeriosis ( adiós al shushi ).

- Pescados con altas dosis de mercurio ( tiburón, pez espada, caballa, blanquillo, atún ).

- Vísceras.

- Brotes crudos ( soja, alfalfa o rábano ), deben cocinarse.

- Cafeína.

- Alcohol.

Recomendaciones:

- Procurar que la carne y el pescado sean cocinados a la plancha o hervidos.

- Aumentar de forma moderada las frutas y verduras, el pan ( integral preferentemente ), arroz, pasta y legumbres.

- Tomar entre medio y un litro de leche al día o su equivalente en yogurt o queso fresco.

- Reducir alimentos con excesiva cantidad de grasa de origen animal, como el tocino, mantequilla...

- Reducir alimentos con mucho azúcar, como pasteles, dulces, especialemnte aquellos prefabricados, caramelos, chocolate.

- Beber mucha agua.


Como estoy llevando mi alimentación:

Hasta aquí todo correcto, peeeeero aún así me surgieron dudas, por ejemplo me encanta el atún enlatado y si que se puede comer sin pasarse sobre todo de calidad y por supuesto siempre que sea atún blanco, para las que seáis adictas al shushi como yo podéis comerlo realizándolo de forma casera con arroz y verduras u otras alternativas al pescado y está sumamente delicioso ! 
Otra de las cosas que me sorprendieron fueron mis " antojos " de mejillones en escabeche y os puedo decir que se pueden comer sin ningún problema.

El problema más grave lo he tenido con la comida basura tipo hamburguesas y pizzas... no sé que me ocurrió pero desde el comienzo del embarazo ( yo que no soy muy dada a este tipo de alimentos ) me volví adicta ya que me sentaban fenomenal y me calmaban el malestar, me llegué a preguntar si lo mío era una cuestión de capricho pero consultando con otras embarazadas no era un bicho raro, así que lejos de obsesionarme opté por consumirlos con moderación y a día de hoy sigo sin renunciar a ellos porque entiendo que si me sientan bien y mi cuerpo me los pide pues alguna alegría me tendré que llevar ;).

Con el dulce es diferente y estoy muy moderada, más adelante os hablaré de las pertinentes pruebas, pero siempre que pueda sustituirlo por stevia o evitar los azúcares añadidos lo hago, además hay muchísimos productos hoy en día naturales que nos sacian perfectamente el gusanillo y que saben incluso mejor.

Por último estoy tomando desde incluso antes de quedar embarazada " Gestagyn embarazo " como complemento alimenticio, cada día, para cubrir las necesidades de vitaminas tan importantes como el ácido fólico, hierro, magnesio, yodo que nuestro cuerpo demanda en mayor cantidad en esta etapa.

Y hasta aquí más o menos como estoy siguiendo la alimentación, espero que os haya servido un poco de guía pero no olvidéis siempre consultad a vuestro médico que atenderá de forma personalizada vuestras necesidades.