17/2/16

Tale house



Imaginar una casa abandonada, enorme y medio en ruinas en un bosque, pues así era la casa que una pareja de arquitectos en Bélgica de Buyse Seghers Arquitectes decidieron restaurar para vivir en ella con sus hijos.

En ella reflejaron su sensibilidad por la luz y el espacio y la dotaron de un diseño limpio, coherente, abierto y moderno dentro de su propia personalidad.

Al tratarse de una casa tan grande, colocaron dos entradas independientes de forma que su hermano pudo ocupar el estudio en la parte superior en Pascuas y Navidad.

Me encantan los materiales empleados, la paz que transmite y la sutileza empleada en la decoración, sin duda una verdadera casa de cuento de hadas.



2 comentarios:

María dijo...

Es increíblemente bonita !

Anónimo dijo...

Me encantaría vivir en una casa así, transmite muchísima paz, un beso.